¿Consultas o Sugerencias? Pongase en contacto con nosotros por correo electrónico

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

Internet se ha vuelto una parte imprescindible de nuestro día a día, también en casa. Sobre todo ahora que mucha gente requiere de una buena conexión no solo para jugar a la consola, ver servicios en streaming o chatear con amigos, sino también para sus quehaceres laborales. 

La realidad pasa porque existen muchos motivos para que tu conexión a Internet falle. Pero en muchos casos, la solución es más sencilla de lo que parece, y se puede arreglar simplemente atendiendo a unos sencillos remedios caseros. A continuación te mostramos algunas acciones que seguramente mejoren la señal de tu WiFi sin esfuerzo alguno. 

La colocación del router, clave

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

Muchas veces es habitual colocar el router en un lugar poco visible, apartado, para que no rompa la decoración del salón o el lugar en el que esté, y tampoco ocupe espacio. Pero lo cierto es que la ubicación de este aparato resulta vital para que funcione de la mejor forma posible, y su señal se distribuya correctamente. 

Dependiendo del tamaño de una vivienda, es aconsejable que el router se encuentre en un sitio intermedio, para alcanzar mejor todos los rincones (más aún si la casa tiene varias plantas), y a un metro del suelo. 

Cuidado con los obstáculos

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

La señal WiFi no es inmune a todo, más bien al contrario. Los expertos siempre recomiendan (o deberían hacerlo) situar el router en un sitio abierto. Esto es, fuera de cualquier armario o mueble que pueda perjudicar la prolongación de su señal. 

Además, también se sabe que los muros disminuyen su recorrido, lo mismo que algunos muebles. Ojo a las estanterías pesadas o los armarios, porque pueden terminar por ser culpables de que tu conexión a Internet falle cada dos por tres. 

Vigila lo que conectas

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

Si lo piensas con un poco de detenimiento, lo más probable es que diariamente tengas más aparatos conectados al WiFi de lo que creías. Además del ordenador, el móvil o la tablet, igualmente suele utilizarse para las videoconsolas o la tele, entre otros muchos dispositivos. Si conectas demasiados, es posible que la conexión acabe por empeorar.

Una solución para ello, si no quieres renunciar a conectar nada a Internet, pasa por usar cable, sobre todo en aquellos aparatos que estén cerca del router, lógicamente, como puede ser el ordenador o el televisor. 

El peligro de los electrodomésticos 

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

De buenas a primeras, puede costar caer en la cuenta de que un electrodoméstico, de los que siempre se tienen en casa, sea el culpable de sufrir una mala conexión a Internet, pero en realidad no es nada extraño que suceda.

Muchos cacharros como la lavadora o el microondas también producen sus propias ondas, que pueden causar interferencias con las del WiFi. De este modo, cuanto más alejado tengas el router de otros electrodomésticos, menos problemas te ocasionará. 

Ordena los cables

¿Tu conexión a Internet falla? Estos 5 sencillos trucos caseros pueden ser la solución

Mucha gente no presta demasiada atención a los cables que tiene en casa, más aún cuando se mezclan los de varios dispositivos, e incluso terminan por enredarse entre ellos. Pues bien, también es algo a lo que conviene prestar atención para mejorar la conexión a Internet. 

Unos cables liados o en malas condiciones también perjudican la señal WiFi, con todo lo que ello conlleva. Es decir, que tener los cables bien colocados no es solo una cuestión estética, también ayuda a que las cosas funcionen mejor. 

Router WiFi

Si tienes en cuenta estos trucos o recomendaciones, seguramente logres una mejor conexión a Internet. De lo contrario, no te quedará más remedio que pasar por caja y comprar algún tipo de repetidor. 

Sobre todo, si tu domicilio tiene muchos metros. Por suerte, actualmente hay muchos de ellos sencillos de instalar y a precios realmente ajustados.